martes, enero 09, 2007

Falsa calma, de María Sonia Cristoff


María Sonia Cristoff vuelve a la Patagonia en la que nació para indagar en el misterio de su aislamiento. Su subtítulo, "un recorrido por pueblos fantasmas de la Patagonia" nos muestra en realidad "paisajes humanos fantasmales": gente que deambula en medio de la soledad como verdaderos fantasmas ellos mismos. Así el libro es una crónica de la aparente falsa calma y trivialidades cotidianas de ciudades como Cañadón Seco y Las Heras. En una entrevista a Página/12 dice la autora:


"Fui viajando y dejándome llevar, hasta que surgieron estos cinco lugares, casi por azar. Conocía el fenómeno, y conozco claramente de qué estoy hablando cuando me refiero al aislamiento patagónico. Pero no conocía ningún pueblo. Todas las historias que cuento son absolutamente reales, aunque con los nombres cambiados, claro. Y no me costó ningún trabajo dar con personajes tan marcados: están ahí, aparecen."
No olvide que el libro lo espera en la Biblioteca Popular Sarmiento

Etiquetas: ,

5 Comments:

Anonymous Juan C said...

Flojisimo libro, no me pareció que "entregue todo lo que promete". Es un libro medio vacio, medio sin nada que contar. De repente pone un recorte de diario, de repente se detiene 4 paginas en la mirada de un perro. Un embole de libro

10:09  
Anonymous Alicia Lazzaroni said...

No, a mi me encantó, porque la Patagonia actual es eso, una falsa calma (tal vez lo fue siempre). Aunque escuché unas escritoras en Puerto Madryn que hablaban pestes del libro, decían que las ciudades no son como Cristoff las describió, que ella ve las cosas desde afuera, lo que no es cierto porque también es patagónica, nacida en Trelew. Ninguna ciudad es para los demás como alguien las describe. Todo es una construcción, una mirada, una perspectiva y ningún punto de vista es más verdadero que otro.

20:35  
Anonymous juanitomaselli@yahoo.com.ar said...

considero que el libro no busca un objetivo específico, me parece que maría cristoff traslada sus cualidades como escritora y observadora, los resultados de los relatos dependen mucho de quien los lee. Ella escribe, describe y siente, pero cada uno puede sentir cosas diferentes.
a mi me gusto el libro y felicito a maria por el trabajo realizado como exploradora de realidades.

20:49  
Anonymous Anónimo said...

no leí el libro, pero respecto del comentario dos, agrago: que otra cosa van a opinar las colegas de puertomadrin de la que mas o menos se hizo un nombre en la capital

21:20  
Anonymous Anónimo said...

no leí el libro, pero respecto del comentario dos, agrago: que otra cosa van a opinar las colegas de puertomadrin de la que mas o menos se hizo un nombre en la capital

21:21  

Publicar un comentario

<< Home